ÔĽŅ Siete eventos que podr√≠an acabar con el Mundo - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Siete eventos que podrían acabar con el Mundo

fin mundo

En 2010 se alcanz√≥ la marca de emisiones de CO2 y hace pensar en la posibilidad del fin del Mundo. La cifra asusta: 30,6 gigatoneladas (una giga equivale a multiplicar por mil millones) de emisiones de di√≥xido de carbono (CO2) emiti√≥ el sector energ√©tico en todo el mundo durante 2010, seg√ļn la Agencia Internacional de Energ√≠a (AIE). Tras una ca√≠da en 2009 provocada por la crisis financiera mundial, las emisiones volvieron a subir, superando en 5% el record hist√≥rico de 2008, fijado en 29,3 gigatoneladas. Lo preocupante es que, seg√ļn la AIE, el 80% de las emisiones del sector energ√©tico previstas para 2020 ya se alcanzaron y provienen de f√°bricas en actividad o en construcci√≥n.

 

Muchas veces se ha hablado del fin del mundo, y la noticia, por preocupante que sea, insin√ļa que la contaminaci√≥n es solo una de las posibilidades que tiene la humanidad de extinguirse. ¬ŅCu√°les son las otras posibilidades y qu√© tan real es su amenaza? Vea la galer√≠a de posibles causas por las que se podr√≠a producir el fin del mundo.

El impacto de un asteroide

Se cree que el meteorito que acab√≥ con los dinosaurios hace 65 millones de a√Īos nubl√≥ la Tierra durante diez a√Īos, ten√≠a un di√°metro de 10 kil√≥metros y dej√≥ un cr√°ter de 170. El impacto gener√≥ m√°s fuerza que todo el arsenal at√≥mico mundial y acab√≥ con al menos el 50% de las especies vivas.

Cada tanto sale la noticia de que un cuerpo extra√Īo va a golpear la Tierra en un futuro, lo que prende las alarmas en todo el planeta. La √ļltima y m√°s tangible de ellas es el Apofis, un meteorito de apenas 270 metros de di√°metro pero que podr√≠a generar la fuerza de 40.000 bombas at√≥micas. Las posibilidades de golpear contra el planeta son de 1 en 45.000 aunque c√°lculos iniciales hablaron de 1 en 450. Estar√° cerca al planeta a partir de 2029 y un peque√Īo desv√≠o en su √≥rbita podr√≠a hacerlo golpear en 2036.

En 1908 un cometa de apenas 80 metros de diámetro golpeó la Tierra y afectó un área de 2.150 kilómetros cuadrados, tumbando árboles y rompiendo ventanas. Por fortuna el impacto se produjo en una deshabitada zona de Siberia, en Rusia. Se dice que durante varios días se pudo leer en partes de Europa sin necesidad de luz artificial.

Las posibilidades de sufrir un golpe por un objeto extra√Īo a la Tierra son infinitas. El telescopio espacial WISE, lanzado al espacio el 14 de enero de 2010, mand√≥ un mes despu√©s¬† cuatro millones de im√°genes del universo que permitieron descubrir miles de asteroides, millones estrellas y galaxias en las zonas m√°s alejadas del espacio.

Tormenta solar

 

Existe algo llamado Actividad M√°xima Solar, que no es otra cosa que una onda hecha de radiaci√≥n y viento solar que se desprende del sol. Si llega a la Tierra y su campo magn√©tico est√° orientado al sur, puede da√Īar los circuitos el√©ctricos y los sistemas de comunicaci√≥n, adem√°s de reducir el campo magn√©tico de la Tierra por un per√≠odo.

Algo as√≠ ocurri√≥ en 1859 y afect√≥ los tel√©grafos en buena parte del mundo, invento que hab√≠a empezado a operar pocos a√Īos antes. Tambi√©n se observaron auroras en zonas inusuales como Roma, Madrid y La Habana. De ocurrir algo as√≠ en nuestros d√≠as, el sistema el√©ctrico colapsar√≠a y tardar√≠a a√Īos en recuperarse. Los aparatos electr√≥nicos dejar√≠an de funcionar, se producir√≠an incendios, que junto con otras cat√°strofes causar√≠a la muerte de millones.

Suicidios colectivos

 

El posible fin del mundo por profecías religiosas ha causado tragedias en varias oportunidades. En 1978 se produjo el suicidio de 900 más en el Proyecto agrícola del Templo del Pueblo, una secta autónoma que nació en Indiana, Estados Unidos, y que posteriormente se trasladó a Guyana para poder operar sin restricciones del gobierno estadounidense.

Durante su existencia se reportaron abusos por parte de su l√≠der, Jim Jones, que inclu√≠a encerrar en cajas y echar a pozos a quien desobedeciera sus mandatos. Cuando el fin de la comunidad era evidente por la intervenci√≥n del gobierno norteamericano, Jones indujo al suicidio a sus miembros, que llegaban a los mil, 270 de ellos ni√Īos, haci√©ndolos tomar cianuro mezclado con otras bebidas como limonada.

En Uganda, √Āfrica, temerosos por la llegada del a√Īo 2000, cerca de 800 seguidores de la secta de la Restauraci√≥n de los Diez Mandamientos de Dios se encerraron en su iglesia, bloquearon puertas y ventanas, rociaron gasolina sobre sus cuerpos y se prendieron fuego hasta morir.

El l√≠der de la secta era Joseph Kibwetere, un pol√≠tico que tras perder unas elecciones y desaparecer durante varios a√Īos volvi√≥ a la vida p√ļblica afirmando que hab√≠a tenido una conversaci√≥n con Jes√ļs y La Virgen en la que aseguraban que el fin del mundo llegar√≠a con el a√Īo 2000.Tras a√Īos de predicar sus creencias, su llamado para inmolarse vivos y as√≠ alcanzar la salvaci√≥n fue atendido por ochocientas personas.

La Organizaci√≥n Mundial de la Salud estima que para 2020 la depresi√≥n ser√° la segunda causa de muerte en todo el mundo, lo que podr√≠a causar que la tasa de suicidio alcance n√ļmeros nunca antes vistos.

Calentamiento global

 

Jeremy Rifkin, asesor de Al Gore durante el gobierno de Bill Clinton y consultor de empresas y gobiernos en materia ambiental en todo el mundo, asegura que las visiones apocalípticas a causa del deterioro del medio ambiente avanzan más rápido de lo que se creía.

Seg√ļn el economista de 68 a√Īos, se esperaba el deshielo del √Ārtico para finales de siglo y la desaparici√≥n de los glaciares de monta√Īa para el pr√≥ximo, pero ambas cosas est√°n ocurriendo hoy. En palabras de Rifkin, al alteraci√≥n del ecosistema global a cusa del aumento de temperatura se podr√≠a estar produciendo entre esta generaci√≥n y la de nuestros nietos.

El 2009 fue el a√Īo m√°s caluroso de la historia (2010 fue el segundo con m√°s calor) y se estima que en los √ļltimos 40 a√Īos se produjo m√°s basura que en toda la historia de la humanidad. Todo apunta a que una cat√°strofe ecol√≥gica es m√°s posible de lo que se cree.

La Tercera Guerra

 

La II Guerra Mundial dej√≥ m√°s de cincuenta millones de muertos. Fue hace 56 a√Īos y no exist√≠an armas tan letales como las de hoy. Su fin lleg√≥ con el √ļnico ataque nuclear masivo en la historia de la humanidad, las bombas de Hiroshima y Nagasaki, que dejaron m√°s de 200.000 muertos y a√ļn m√°s heridos.

Conflictos locales hay en todo el mundo, desde la revoluci√≥n √°rabe de los √ļltimos meses, pasando por el conflicto entre India y Pakist√°n y el de las dos Coreas. Cualquiera de estos, que tienen repercusiones internacionales e intervenciones de otros pa√≠ses, podr√≠a ser la chispa que encienda una tercera guerra mundial.

Las cifras hablan solas: seg√ļn el Instituto Internacional de Investigaci√≥n para la Paz de Estocolmo (SIPRI), ocho pa√≠ses (Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, India, Pakist√°n e Israel) tienen m√°s de 20.500 cabezas nucleares.

En 2010 se gastaron 1 billón 630.000 millones de dólares en compra de armas en todo el mundo. India es el más importante importador de armas, mientras que Estados Unidos está a la cabeza de la fabricación.

Desastres naturales

 

El tsunami que golpe√≥ a Jap√≥n en marzo de este a√Īo pudo haber desplazado en diez cent√≠metros el eje de la Tierra. El hecho podr√≠a ser la primera se√Īal de las muchas profec√≠as del fin del mundo por causas naturales que existen.

Las muertes en Japón superaron las diez mil, cifra que aunque significativa palidece ante los casi 250.000 muertos que dejó el tsunami que azotó a Indonesia, Tailandia y otros lugares de Asia en diciembre de 2004.

En lo que a volcanes se trata, el llamado Cinturón de fuego del Pacífico tiene una extensión de 40.000 kilómetros, incluye 452 volcanes (el del 75% del mundo) y es el causante de la mayoría de terremotos que se registran.

El Krakatoa, entre las islas de Java y Sumatra, hace parte de Cinturón del Pacífico. Su erupción más violenta se produjo en 1883, matando a casi 40.000 personas y dejando oír su explosión a casi 5000 kilómetros de distancia, lo que es considerado el sonido más ruidos de la historia. Dicha erupción fue el equivalente a 7000 bombas atómicas de Hiroshima.

Sin embargo, Krakatoa no es nada si se compara a las explosiones de los llamados "supervolcanes", un t√©rmino relativamente nuevo utilizado para explicar las erupciones que superan los mil kil√≥metros c√ļbicos de magma.

La explosi√≥n de un supervolc√°n en el lago de Toba, en Indonesia, hace 75.000 a√Īos, mat√≥ a la mayor√≠a de los humanos del planeta, dejando vivos a apenas cinco mil y dando origen a la llamada Edad del hielo.

La famosa caldera de Yellowstone, en Estados Unidos, podr√≠a pasar de ser una simple atracci√≥n tur√≠stica a la causa de desastres globales. Se conocen de dos explosiones en el lugar: hace 2,2 millones de a√Īos (2.500 km¬≥ de magma) y hace 640.000 a√Īos (1.000 km¬≥).

Enfermedades

 

El mundo acaba de conmemorar los treinta a√Īos de la aparici√≥n del Sida, enfermedad global que ha contagiado a m√°s de 30 millones de personas. Y aunque el Sida no es curable, se ha mantenido a raya gracias a los adelantos cient√≠ficos.

Mucho antes de eso, en 1918, la llamada gripe espa√Īola caus√≥ la muerte de 40 millones de personas, mientras que la viruela se llev√≥ a una cifra que se estima entre 300 y 500 millones de seres humanos desde que hizo su aparici√≥n miles de a√Īos antes de Cristo hasta su erradicaci√≥n por la mano del hombre, a mediados de los setenta del siglo pasado.

Enfermedades como el √Čbola, que se contagio por el contacto con cualquiera de los fluidos corporales, ataca a √Āfrica por oleadas y tienen un √≠ndice de mortandad en ocasiones superior al 80%, son de r√°pida propagaci√≥n y podr√≠an causar una pandemia de proporciones nunca antes vistas. (fuente: www.eltiempo.com)

Pico y Placa Pasto 2018