Seis años esclavizada en Nueva York a manos de una familia rica - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
banerdiwebcol.jpg
E-mail Imprimir PDF

Seis años esclavizada en Nueva York a manos de una familia rica

Annie George es una viuda adinerada cuyo tren de vida excede con creces al del resto de sus conciudadanos del Estado de Nueva York (Estados Unidos). Por ejemplo, hasta hace poco vivía a unos 30 kilómetros de la capital, Albany, en una mansión de casi mil metros cuadrados, 34 habitaciones, techos chapados de oro de 24 quilates, suelos de mármol, 15 chimeneas y un ascensor de cristal.

Aunque no es fácil estimar cuánto dinero tenía su marido, Mathai Kolath George, antes de morir en un accidente aéreo en 2009, es de suponer que su viuda y sus cuatro hijos no necesitaban nada. Sobre todo porque esa familia tenía una esclava.

Se le conoce como V.M. y es una inmigrante ilegal de Kerala (India). Según cuentan unos documentos obtenidos por la web The Smoking Gun, trabajó durante casi seis años en la mansión de Annie George, pero su experiencia no podía pegar menos con la opulencia que la rodeaba. V.M. tenía que dormir en un armario, trabajar 17 horas al día sin posibilidad de cogerse uno por motivos personales o de ponerse enferma. Su trabajo era cuidar a los cuatro hijos y encargarse del mantenimiento de la mansión.

A cambio, los George le pagaban 85 centavos la hora. Es decir, que a 17 horas diarias, durante siete días a la semana en 67 meses, ganó 29.000 dólares. Huelga decir que esto está muy por debajo de los 7,25 dólares la hora que conforman el salario mínimo en Nueva York. V.M. debería haber ganado unos 290 dólares a la semana, o 1.160 al mes.

Según se ha sabido ahora, que la familia ha sido denunciada y debe enfrentarse a la justicia por el trato de su trabajadora, Annie George llamó tres veces al hijo de V.M. en India, y le pidió: "Si llaman las autoridades, tú di que tu madre es familiar nuestro y solo se queda en nuestra casa como invitada. Si dices que está trabajando para nosotros, esto se podría convertir en un crímen". No sirvió de nada. En lugar de avisar a su madre, el hijo de V.M. grabó las conversaciones. El año pasado, la agencia de inmigración neoyorkina recibió un aviso del Centro Nacional de Tráfico Humano sobre la situación de la mujer india y la retiró de su puesto de trabajo. Según los cálculos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, a V.M. se le deben unos 206.000 dólares solo en impuestos. Eso por no hablar del seguro sanitario, los días libres que se le negaron y el haber trabajado todos los festivos de los últimos cinco años y medio.

Precisamente Nueva York fue el Estado que menos esclavitud tuvo antes de la Guerra Civil estadounidense que instauró el abolicionismo en todo el país. Por eso tiene menos jurisprudencia que otros lugares, y por eso llevará más tiempo decidir con qué crímenes se imputa a Annie George. De momento, el miércoles ha tenido que acudir ante un juez federal a responder por el menor de sus problemas, el mantener y fomentar la estancia de una inmigrante ilegal en suelo estadounidense.

Fuente: Yahoo US

Pico y Placa Pasto 2018