Joven adicto a jarabe para la tos amenaza de muerte a sus padres - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

Joven adicto a jarabe para la tos amenaza de muerte a sus padres

Un joven chino adicto a un jarabe para la tos amenazó a sus padres con quitarles la vida si no vendían su casa y le daban el dinero para comprar más jarabes, informó hoy el periódico cantonés "Guangzhou Daily". El jarabe que le creó la adicción, llamado "Ào tíng", está a la venta en muchas farmacias pero por sus compuestos químicos ricos en codeína, que pueden causar alucinaciones, está prohibida su venta sin receta médica, aunque se encuentra en venta libre en pequeños establecimientos.

El joven Xiaozhong, de 23 años, necesita ingerir diariamente un litro de ese jarabe desde hace siete años para poder estar tranquilo pues el medicamento le creó adicción, según contó él mismo al periódico.

Xiaozhong llegó a pedir prestadas grandes cantidades de dinero a familiares y amigos e insinuó con robar si no conseguía pagar su dosis diaria y en dos años gastó más de 10.000 yuanes (1.540 dólares) en jarabes.

En 2010 fue sometido durante un mes a un tratamiento médico para controlar su adicción, pero como no logró superarla, sus padres construyeron un recinto con rejas metálicas para encerrarle y evitar que saliera a la calle a conseguir dinero y jarabe.

Pero los padres liberaron al joven por la presión de los vecinos, quienes dijeron a la policía que el joven había amenazado a sus progenitores con quitarles la vida sino le daban dinero y llegó a amenazarlos con un cuchillo, además de abrir la tubería del gas.

Li Junbiao, médico de un hospital de Dongguan, dijo al periódico que la adicción al jarabe no es rara entre los jóvenes de la ciudad, pero que a diferencia de Xiaozhong, tras un mes de tratamiento, suelen superarla.

Xiaozhong fue arrestado durante unas horas, pero al quedar en libertad dijo arrepentirse de los problemas que genera a sus padres, pero que no puede dejar de consumir un litro de jarabe al día en cinco tomas.

EFE

 

Pico y Placa Pasto 2018