¿Por qué nadan los elefantes? - Pasto - PastoRumba.com
logo pasto rumba
eros240.jpg
E-mail Imprimir PDF

¿Por qué nadan los elefantes?

 Con sus cinco toneladas de peso, los elefantes de la isla de Andaman, en el Golfo de Bengala, son capaces de nadar largas distancias sin ningún tipo de problema. Cada día, después de una dura jornada de trabajo en la madera, los elefantes regresan nadando de isla a isla conducidos por sus cuidadores.
 .
Aunque parezca increíble, los elefantes son unos magníficos nadadores y tienen una gran resistencia bajo el agua. Sumergen su cuerpo por completo y utilizan su trompa a manera de respirador, lo que les permite bucear durante kilómetros con gran facilidad. Su habilidad es tal, que los científicos creen que los primeros elefantes que llegaron a Sri Lanka desde La India lo hicieron a nado.

Pero ¿a qué se debe esta habilidad de los elefantes bajo el agua? Los científicos creen ahora que los elefantes dejaron atrás la vida acuática hace alrededor de 30 millones de años y que desde entonces no han dejado de adaptarse a la vida terrestre. Según algunos estudios, los elefantes podrían descender de la vaca marina y cuentan entre sus parientes más cercanos con criaturas como el manatí.

Analizando los embriones de varias especies, Ann Gaeth, de la Universidad de Melbourne, Australia, ha descubierto la presencia de un vestigio ancestral en los embriones de elefantes, un pequeño conducto conocido como nefrostoma, que solo poseen los animales que viven en el agua. Otros especialistas, como John B. West, de la Universidad de San Diego, creen haber descubierto la causa por la que los elefantes son capaces de bucear a profundidades considerables sin que sus pulmones se dañen, como ocurre con otros mamíferos. Según West, los elefantes han reemplazado las membranas pleurales normales por capas de tejido conectivo denso que permiten a los pulmones soportar la intensa presión.

El fotógrafo surafricano Steve Bloom ha dedicado varios años de su vida a seguir a los elefantes nadadores de Andaman y el resultado ha sido su libro “¡Elefante!”, algunas de cuyas imágenes podéis ver en este post. Por último, en el siguiente vídeo de David Attenborough para la BBC, podréis observar la reacción de los elefantes africanos al encontrar agua tras meses de estación seca. Una auténtica maravilla.

Pico y Placa Pasto 2017